fbpx

Las artesanas de Amealco han pausado la producción de prendas y muñecas culturales para ahora realizar cubrebocas artesanales, impregnando la cultura de Querétaro en cada uno de estos, así que el Covid-19 no ha detenido su gran labor.

Alrededor de 50 mujeres que trabajan en el taller Casa de Madera de la comunidad de San Ildefonso Tultepec en el municipio de Amealco de Buenfil tuvieron que encontrar otra manera de generar ingresos durante la pandemia, ante la cancelación de toda actividad económica , incluyendo la visita de turistas y por ende , la venta y exposición de artesanías, por lo que decidieron crear los cubrebocas artesanales. Así lo explicó María Isabel Pascual García, encargada de publicitar estos productos por medio de redes sociales.

“Aquí en el taller son 50 mujeres que trabajan haciendo : bordados, muñecas, cociendo y otras actividades más, lo que representa 50 familias que dependen de este taller. En algún momento vimos unas publicaciones en Facebook en donde unos compañeros de otros estados estaban haciendo cubrebocas con su bordado tradicional, por lo que pensamos que también lo podíamos hacer nosotras”.

Así fue como comenzaron a crear estilos y modelos diferentes, decidieron crear un y tomarle una fotografía para subirlo en redes sociales, con la esperanza de que les pudiera interesar a un gran número de personas, expectativa que ha sido superada.

“No habíamos publicado nuestras artesanías en las redes sociales, fue nuestra primera publicación esperando una respuesta positiva por parte de la gente, a los 30 minutos de haber subido las fotos comenzaron a llamar preguntando costos y tipos de cubrebocas, después la misma gente nos comenzó a recomendar y así fue como comenzamos a tener mucho trabajo, incluso pedidos de otras partes”.

Cabe destacar que están bordados de manera 100% manual, por lo que varía su costo dependiendo del diseño y material, entre los cuales está el cuadrillé con estambre y lino con bordado fino con un costo de 50 a 120 pesos, precio que ya han querido regatear algunas personas. Al ser un trabajo manual, su realización comprende de varias horas y el trabajo , de muchas manos, señaló Genoveva Pérez Pascual, iniciadora de este proyecto.

Además de estéticos, los cubrebocas están avalados por su calidad y la protección que brindan a quienes lo usan, gracias a las capas con las que están realizados.

“Es la tela que tiene contacto con el rostro, dentro hay un filtro, después la tela que forra el cubrebocas y encima lleva el bordado por lo que todos los cubrebocas tienen 7 capas en total”.

Es así como la cultura Queretana se ve reflejada en sus artesanías, aún viviendo una pandemia como el Covid-19.

Fuente: RRNOTICIAS:MX

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.