Una espiral de huesos humanos, con restos de una decena de personas entrelazadas en la muerte hace unos 2 mil 400 años, fue descubierta por científicos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en las cercanías del centro de Tlalpan.

El hallazgo, registrado a metro y medio de profundidad, constituye por ahora el primer entierro con tal cantidad de individuos reportado para el periodo Preclásico en el sitio de una de las primeras aldeas en la cuenca de México, en terrenos actuales de la Universidad Pontificia de México (UPM), cerca de una barda, según un comunicado.

 

Fuente: La Jornada 

 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.