fbpx

El Gobernador Francisco Domínguez Servién dijo que el cambio en los criterios para definir el semáforo epidemiológico no abona a la crisis de salud ni a la económica que se vive en el país, quien expuso además que se presentará una nueva propuesta para tener una fórmula que permita enfrentar los problemas que han derivado de la pandemia de Covid-19.

Aseguró que el semáforo que se definió el pasado 17 de julio generó incertidumbre en las entidades que no esperaban estar en esa situación, por ello, en Querétaro se tomó la determinación de permanecer en color naranja y solicitar a la federación mayor claridad en los criterios.

“Imagínate que cada entidad federativa y pongo como ejemplo a Querétaro, hoy estás en naranja y a la siguiente regresas a rojo, ¿Qué le dices a un sector restaurantero que tiene que cerrar y mandar de regreso a sus cocineros, meseros, a quien tiene papelería, vende ropa, centros comerciales? Y luego, en 15 días “pueden volver a abrir”, yo creo que esto no ayuda a la crisis de salud que tenemos, sino a la crisis económica” dijo el gobernador.

Explicó que el último semáforo se definió con valores diferentes a los que ya conocían los mandatarios de las entidades, por ello la urgencia de tratar el tema con las autoridades de salud.

“Veníamos con una fórmula que hasta el jueves de la semana pasada (16 de julio) sabíamos interpretar y saber cómo íbamos a estar en el semáforo, pero cambiaron los indicadores y nos cambió el resultado” dijo.

Después de la Conferencia Nacional de Gobernadores, (Conago) de el pasado jueves, en donde se tocaron temas diversos con parte del gabinete del gobierno de México, se determinó presentar un nuevo documento que tenga lineamientos claros que ayuden a que el semáforo sea construido en consenso con los gobiernos estatales.

De manera que , los indicadores para medir el semáforo de riesgo por Covid-19 están en revisión, y se espera que el l unes se presente la nueva fórmula.

Reiteró que un factor importante a tomar en cuenta es la capacidad hospitalaria, y al momento el estado cuenta con una disponibilidad de 72% en camas con ventilador y 26% en camas sin ventilador, por lo que, de llegar a una saturación en hospitales, el gobierno estatal sería el primero en implementar el cierre de actividades.

“Ya tenemos un documento de 20 páginas para que nuestros equipos de cada estado lo revise, lo enriquezcamos para dar nuestras recomendaciones , y el lunes sacar un documento único, consensuado, que son los índices que al final dan la fórmula del semáforo” dijo el gobernador.

Estos acuerdos se lograron en la reunión virtual de la Conago, con autoridades federales, en donde se trataron temas económicos y de empleo.

FUENTE: ELUNIVERSALQUERETARO.COM

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.