fbpx

Por: Lorena Alcalá / Fotos: Héctor Salgado

Originario de Cuba, Gessler Viera comenzó la práctica del taekwondo a los seis años de edad. Sus participaciones en los Juegos Panamericanos,  Centroamericanos y Juegos Olímpicos se caracterizaron siempre por su tenacidad y entrega.

En 2007 ganó el título mundial de su especialidad. Parte de su corazón ya pertenece a México, pues contrajo matrimonio con la también atleta mexicana Iridia Salazar, medallista de bronce en los  2004.

Desde su retiro de las competencias, Gessler se ha convertido en un entrenador exitoso y en un promotor entusiasta del deporte.

Eres un atleta con gran trayectoria y todos conocen tu fama, pero ¿cuáles consideras que son tus logros más importantes como deportista?

El logro más importante sin lugar a dudas a nivel deportivo es haberme convertido en Campeón Mundial, ser el mejor del mundo hizo valer la pena tantos años de sacrificio y esfuerzo de parte de mi familia.

¿Cómo te definirías a ti mismo?

Me considero una persona que busca aprender cada día. Soy muy competitivo, muy consciente del momento, busco siempre estar motivado, y amo todo lo que soy y lo que tengo.

¿Cuál consideras que fue el factor más importante en tus triunfos deportivos? ¿El entrenamiento, el talento, la tenacidad, el corazón…?

Son etapas; en la primera tuvo que ver mucho el apoyo de mis padres: el inculcarme esa confianza de que con trabajo se puede alcanzar los sueños fue importante; después viene una segunda etapa en la que ya es más por ti, lo que piensas, lo que quieres. Pero realmente el trabajar en cada entrenamiento como si fuera el último de mi vida, hizo que alcanzara mis objetivos. Y la tercera etapa es la parte en la que tienes a fuerza que ser determinante para hacer realidad tu sueño, porque si dudas otro te lo quita y todo el sacrificio hecho pudiera quedar sin recompensa.

Entonces lo puedo resumir en tres factores, el apoyo familiar, el trabajo constante, y la determinación en momentos claves.

¿Qué significa para ti como persona ser el primer campeón mundial latinoamericano en Tae Kwon Do?

Soy el primer Campeón Mundial de Cuba en Tae Kwon Do, el haber demostrado que se pueden alcanzar los sueños por muy difícil que esto parezca me enorgullece. Recuerden que estamos hablando de Cuba, un país pequeño, sin recursos económicos, y mi título fue algo muy relevante para la historia del Tae kwon do de  mi país, creo que sirvió para que las nuevas generaciones confiaran y sobresalieran años después.

¿Cómo ves el deporte en México?

Veo mucho material humano, hay que crear las bases necesarias para que haya un proceso de desarrollo adecuado y los tantos y tantos talentos que existen no se pierdan. El apoyo del gobiernos e instituciones privadas, el seguir trabajando en la formación correcta de entrenadores, y que existan una mejor dirección en los centros deportivo van hacer crecer más rápido el deporte mexicano.

¿Qué significa hacer pareja con una deportista también muy destacada, como lo es Iridia Salazar?

También es un orgullo para mí, me siento privilegiado ya que mi esposa es una mujer extraordinaria a la que día con día le aprendo mucho. Mi mayor logro personal es haber encontrado el amor y formar una hermosa familia.

¿Qué es lo que más te gusta de Querétaro?

Me gusta porque es un estado seguro, ordenado y con muchas oportunidades.

¿Qué significa para ti dirigir el área deportiva en club Casablanca Juriquilla?

Es un reto grande al que afronto muy preparado y con todo el compromiso, estoy convencido que la metodología de trabajo que llevaremos hará que el Club en poco más de un año sea reconocido y un modelo a seguir.

La preparación teórica y práctica que he adquirido, el trabajo arduo, el amor por el deporte, y el conocer con exactitud todo lo que necesita un deportista en todas sus etapas de su carrera, son mis armas más fuertes, además de contar con personas muy profesionales con la misma visión.

¿Cuáles serán tus principales retos como director de desarrollo deportivo de este importante club?

Son muchas metas que se van a lograr paso a paso, la primera ya se está logrando: estamos armando un staff de entrenadores preparados a los que los programas que estamos ofreciendo los harán aún mejores.

Fomentar la cultura deportiva, desarrollar una etapa de Iniciación deportiva donde la formación de los atletas sea de las mejores del mundo, es el siguiente paso. Esta es la base de todo.

Ya después viene la parte de aplicar programas de detección de talentos, para que los atletas se puedan especializar en el deporte que realmente puede dar resultados, al final Club Casa Blanca Juriquilla se convertirá en un semilleros de campeones, pero también en un semillero de niños y jóvenes mejores preparados para las exigencias de la vida diaria, será un semillero de campeones de la vida.

Tus inicios como deportista fueron en un gimnasio, cuando tu padre te llevó, ¿cuál crees que es la importancia de la familia para iniciar a los niños y jóvenes en el deporte?

El Club tiene lo que la mayoría de los centros deportivos del país no ofrecen, que es unir a la familia a través del deporte y la cultura. La familia lo es todo para los niños y jóvenes, sin su apoyo incondicional no existiría niño alguno haciendo un deporte continuo, su orientación, su proyección y conocimiento sobre el deporte es muy importante en la continuidad de los atletas, es por eso que también existen dentro del Club programas específicos para que los padres de familia sean orientados en este mundo del deporte, que es un mundo sano, formativo y productivo para la vida de las personas.

Para terminar, les doy las gracias por esta entrevista y felicito a la revista por promover el deporte.

GESSLER VIERA (4)

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.