La alimentación también influye en el estado de ánimo de las personas. Aquí te decimos tres vitaminas que pueden ayudarte si tienes cambios repentinos de humor o síntomas de ansiedad:

Omega-3

Son ácidos grasos que tienen un papel crítico en el desarrollo y la función del sistema nervioso central. Fuentes ricas de Omega-3 son el salmón, la sardina, la chía y las nueces.

 

Vitamina D

La manera más fácil de obtenerla es dedicando un momento del día para estar en el sol —aunque es importante el uso de bloqueador—. El cerebro cuenta con un gran número de receptores de vitamina D, por lo que juega un papel importante en las funciones cognitivas.

 

 

Vitamina B3

También llamada niacina o ácido nicotínico, ésta participa en la síntesis de algunas hormonas, además de regular ciertas funciones del sistema nervioso. También regula la producción de serotonina —los niveles bajos de ésta se asocian con la depresión.

 

Fuente: Muy Interesante 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.