Las mujeres presentan síntomas diferentes, por lo que no se suele identificar a tiempo y esto causa una mortalidad más elevada. Cuando se habla de un infarto al corazón, el imaginario popular enseguida identifica un dolor intenso en el pecho que se extiende hacia el brazo izquierdo. Esos son algunos de los síntomas en los hombres.

En un informe Defunciones según causa de la muerte del Instituto Nacional de Estadística lanza una clara advertencia: en España, la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte, por delante incluso del cáncer y las enfermedades respiratorias. Y no solo eso; existe una brecha de mortalidad cardiovascular entre mujeres (67.736 fallecimientos) y hombres (56.461).

El perfil de riesgo coincide con mujer mayor de 65 años, con un perímetro de la cintura que mida más de 88 centímetros —es decir, cierto riesgo de obesidad—, con el colesterol por encima de 280 mg/dl y tensión arterial superior a 160 mmHg, fumadora, sedentaria pero con altos niveles de estrés y una dieta irregular, alta en grasas. Esas son todas las papeletas para sufrir una enfermedad cardiovascular, aunque también influye una predisposición genética con antecedentes familiares. Si se tiene dos o más factores de riesgo conviene acudir al médico para prevenir.

 

Fuente: El País 

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.