El llamado de la magnate de los medios, Oprah Winfrey, por un “mañana más brillante incluso en nuestras noches más oscuras” en los Globos de Oro, repercutió en que los activistas del Partido Demócrata empiecen a hacer ruido sobre la superestrella de televisión y la contienda presidencial de 2020.

Para los demócratas en los estados que votan primero y quizá para la población que en su mayoría no aprueba el desempeño del presidente Donald Trump, la idea de una figura mediática popular como candidata presidencial no es tan extraña como alguna vez pareció, sobre todo ante el hecho de que el empresario neoyorquino de bienes raíces y astro de reality shows está ahora en la Casa Blanca.

 

Fuente: El Debate

Comments

comments

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.